Construcción en vidrio y metal



El vidrio es un material que se ha usado y preferiblemente en arquitectura por muchos años. Esta preferencia está creciendo.
Los sistemas de elevación por vacío se han usado para transportar e instalar paneles de vidrio durante los últimos 50 años. La superficie generalmente lisa y no porosa del vidrio hace que los sistemas de elevación por vacío sean los más indicados para el trabajo.
Además no existe la posibilidad de usar otros sistemas de elevación de carga por razones puramente de diseño.



Además de los requerimientos “normales” para los equipos manuales de elevación por vacío que pueden rotar 360° y girar 90° con una capacidad de carga entre 300 kg y 800 kg, cargas más pesadas requieren operaciones motorizadas de estos movimientos.




El sistema de elevación por vacío con capacidad hasta 600 kg (aquí el OKTOPUS® GK-K600) es el más usado.

En cualquier caso cada día se les exige más a los sistemas de vacío con complejos contornos de edificios, incrementando las demandas de aislamiento térmico, edificios más altos y el creciente tamaño de los paneles de vidrio instalados.


Los mecanismos de cierre automático para movimientos de giro y rotación permiten el posicionamiento controlado de la carga succionada de forma segura y ergonómica. Con los brazos de extensión desmontables se puede ajustar el sistema a piezas de tamaños variados.


El GL-K1250 instalando cristales en el Central Station en Dresden

Los equipos de elevación por vacío de gran capacidad de carga suelen usarse conjuntamente con sistemas hidráulicos o eléctricos cuando se manipulan cargas muy pesadas. Estos sistemas se pueden maniobrar por cable o control remoto por radio.



El sistema hidráulico integrado en el OKTOPUS® GL-M13600 realiza el giro de la carga.
Esta parte del equipo no depende tampoco de ninguna fuente de electricidad externa.

El OKTOPUS ® HD1700 de energía independiente con giro de 90º y rotación de 180º de la carga, hidráulicos.



Los sistemas de posicionamiento de accionamiento hidráulico se pueden combinar también con útiles de succión especiales, como el GL-M13350GS para la instalación de paneles cóncavos o convexos.





El trabajo de acristalamiento de interiores, donde no se pueden utilizar los tradicionales elevadores de vacío montados en guías, requiere equipos de manipulación especiales  para instalar paneles pesados y de grandes dimensiones.


El sistema de manipulación Wirth OKTOPUS® GL-V también está equipado de sistema hidráulico integrado. Se pueden elevar e instalar paneles hasta 300 kg con el GL-V. Tres cilindros hidráulicos permiten fácilmente posicionar con precisión los paneles succionados. El puente de succión giratorio-rotatorio y las ventosas, las cuales se pueden ajustar a lo largo de las tres guías, hacen que este sistema pueda manipular distintos formatos de paneles de vidrio.









Con el adaptador para horquillas disponible por separado, los sistemas de elevación Wirth OKTOPUS® GL-V también se pueden combinar con apiladores o carretillas  para instalaciones a gran altura.








El succionador puede rotar y girar en tres ejes, haciendo posible alinear el cristal de forma fácil y precisa antes de su instalación.


Los sistemas de vacío Wirth OKTOPUS® acoplados a carretillas se utilizaron para construir el New Munich Trade Fair y realizar los trabajos de acristalamiento en el aeropuerto de Oslo.  Comparados con los equipos independientes, ofrecen naturalmente las ventajas de unas mayores capacidad de carga y estabilidad.



El succionador puede inclinarse hacia adelante para succionar y elevar el cristal desde su base de transporte.





La instalación de fachadas de vidrio usando equipos de elevación por vacío montados sobre andamios es todo un desafío.
Normalmente solo hay 30 cm de separación entre el andamio y la fachada, distancia insuficiente para maniobrar el sistema de elevación con el panel de vidrio incorporado. Esto es especialmente verdadero cuando el panel se tiene que rotar para ajustarlo en el lugar de la instalación. Los necesarios junta pivotante y brazo de unión a la grúa, requieren que la profundidad del sistema sea al menos de 18 a 20 cm.  En estas condiciones no es posible una instalación segura del panel de vidrio.


La junta giratoria y el brazo de unión a la grúa se han reemplazado en el sistema de elevación por vacío OKTOPUS® FA-R por una arandela guía de sujeción.  Esto sirve como punto de unión de los cables de la guía y significa que el sistema actual puede rotar 360º libremente dentro de la anilla.
La profundidad total de construcción del FA-R es sólo 12 cm.  Esto facilita la alineación de los paneles en el lugar de la instalación, entre el andamio y la fachada. Un freno mecánico previene que la carga gire incontroladamente, por ejemplo en caso que el succionador no esté centrado.